La Piramide Nutricional Vegana

piramide alimenticia dieta vegana

La pirámide alimenticia vegana surge a consecuencia de que cada vez son más las personas que, por algún motivo, sea ético, religioso o naturalista, deciden dejar de consumir alimentos de origen animal.

Esto supone un gran reto, ya que muchos nutrientes que son fácilmente obtenidos de animales, es un poco difícil conseguirlos de fuentes vegetales. ¡Sin embargo, no es una tarea imposible!

Partes de la Pirámide Nutricional Vegana

Está constituida de la siguiente forma:

  • La primera parte de la lista, al igual que las pirámides alimenticias comunes, está constituida por los cereales. En este apartado, se recomiendan mucho los arroces integrales, las pastas y panes integrales.
  • En segundo lugar se encuentran los vegetales y hortalizas. Se recomiendan como fuente saludable de carbohidratos la mayoría de ellas, también son fuente importante de antioxidantes, minerales y oligoelementos importantes.
  • Las frutas son las siguientes, acompañando a los vegetales en contenido similar. Cada fruta tiene una cualidad que la hace merecedora de tu atención. Las puedes consumir de diversas formas, siendo la más recomendada el consumirlas de forma fresca. En este apartado entran los frutos secos, como lo son el maní, las avellanas, las almendras y las nueces, son parte importante del aporte de grasas saludables a nuestro cuerpo, además de ser geniales como snack saludable.
  • Luego vienen los alimentos con grandes cantidades de calcio. Entre estos destacan alimentos como el brócoli, la leche de soja (elemento muy importante en este tipo de dietas) la espinaca y el sésamo. Al no obtener calcio de fuentes normales como la leche, la utilización de estos como alternativas es vital.
  • En quinto lugar están las fuentes de proteína vegetal, muy importantes para la salud muscular. Todas las legumbres tienen su lugar en este apartado, junto con la Soja, fuente vegetal más grande de proteína. Teniendo un nivel de proteína de 36 gramos por cada 100 gramos de Soja, este superalimento se posiciona en un nivel incluso mejor al de las carnes rojas, siendo la más magra la carne de caballo con 28 gramos de proteína por cada 100 gramos.
  • En sexto lugar se encuentran las fuentes de grasa vegetal. Los aceites vegetales de girasol, maíz y oliva se encuentran en esta categoría. También tiene importancia el aceite de Lino, ya que aporta la mayor concentración de vitamina B12.

Para terminar basta agregar que, llevando la consunción balanceada de los alimentos en esta pirámide, puedes mantener tu salud sin consumir ningún tipo de alimento animal. ¡Sólo debes prestar atención a lo que tu cuerpo necesita!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *